9. La filosofía como el arte de vivir

Index

1. Sabiduría de los estóicos
2. Séneca como maestro para la vida
3. Esclavo o maestro de las cosas
4. Maestro de una vida serena
5. Vivir muy feliz
6. Seneca y Marco Aurelio
7. Aprender a vivir
8. Cómo convertirse en un maestro de vida
9. La filosofía como el arte de vivir
10. Escuela de la vida
11. Más fuerte que el destino
12. Más valor hacia si mismo
13. Las acciones son decisivas
14. Fortaleza del carácter
15. Necesidades de la vida
16. Que el espíritu sea el líder
17. Enfermedad y autocontrol
18. Intrepidez
19. Vencer la cólera
20. Autoeducación
21. Obsesión de posesiones
22. Aguantar pérdidas
23. Riqueza desde el interior
24. Alegría como fuente de energía
25. Utiliza el presente
26. Asegurarse la felicidad
27. Evite la muchedumbre
28. Amistad
29. La nobleza del alma
30. La disposición determina
31. Convicción y dirección de vida
32. Comportamiento y situaciones
33. Autodirección correcta
34. Resistencias despiertan fuerzas
35. Voluntad, fuerza para el cambio
36. Conocimiento de sí mismo
37. Autoconfianza y confianza en la vida
38. Virtud como aptitud de la vida
39. Serenidad
40. Auto-perfección
41. Etapas de la perfección
42. Valoración correcta de la vida
43. Sabiduría de la vida
44. Sabiduría del camino
45. La Regla de Oro 1
46. La Regla de Oro 2
47. Tranquilidad de ánimo
48. Perspectiva correcta
49. Comportamiento correcto
50. Auto-seguridad correcta
51. Metas de la vida
52. Poder del pensamiento
53. Todo está en el interior
54. El espíritu interno
55. La fuerza interna
56. Aislamiento
57. Auto recogimiento
58. Amamantar el alma
59. Esencialización de la vida
60. Brevedad de la vida
61. El tiempo como ayudante de la vida
62. Más conciencia de la eternidad
63. De la muerte y las pérdidas
64. Superar la muerte
65. La infinidad
66. En el camino a la perfección
67. La vida es eterna
68. Todo es uno
69. Dios en nosotros

Los Sabios

Aristóteles
Crisipo de Solos
Demetrio de Falero
Demócrito de Abdera
Marco Aurelio
Menandro
Nikon "la Metanoite"
Publio Ovidio Nasón
Plotino
Plutarco de Queronea
Ernst Daniel Schleiermacher
Lucio Anneo Séneca
Sócrates

Para vivir correctamente, hay que hacer lo necesario y dejar las cosas que frenan, hay que ser un Filósofo. Lo que es un Filósofo nos dice Séneca:

»Es un regalo de Dios que vivimos; pero que vivimos correctamente y con buenos morales debemos a la filosofía ... El conocimiento de la sabiduría de la vida concedió Dios a nadie, pero a todas las disposiciones para hacerlo. Es en la mano de cada uno, lo que hace con ella. Porque finalmente, debemos el grado de sabiduría, disposición correcta y salud a nosotros mismos. Nadie las puede recibir de otras personas.

Tampoco lo aplica uno como pasatiempo o para hacer soportable la inacción. Quiere y debe formarnos y educarnos internamente. Debe regular nuestras vidas y llevar a cabo nuestras actividades. Ella está en el timón y dirige nuestro viaje de la vida. Ella nos garantiza una vida sin miedo; nos da, porque no es una teoría sino acción, seguridad en nuestro camino, la serenidad y la capacidad de dominar la vida.

Uno no lo puede aprender de los libros, sino en la escuela de la vida. Los libros pueden ser indicadores útiles si usted no tiene muchos pero buenos libros y la lectura mantiene una dirección clara. Lectura diversificada desconcentra a uno.

Concéntrate todo el tiempo en lo esencial y lo adecuado para ti! Esto hace crecer una brecha cada vez más grande entre la masa y usted. Lo que Dios ha creado en la eternidad, debe y puede usted conseguir a tiempo. Qué ganancia, si uno, a pesar de la frágil naturaleza humana tiene la seguridad de un Dios. Fuerzas increíbles restan en la filosofía, con la cual uno rinde ineficaz todas las intervenciones del azar.

Uno puede construirla como un muro impenetrable alrededor de uno mismo, que no se puede romper desde el exterior con el esfuerzo de muchas máquinas de combate. Quién ya no se preocupa de cosas y circunstancias externas y se siente fuerte en su castillo, se encuentra en una posición invencible.

El destino no tiene el brazo largo, que se le atribuye a él; que sólo tiene poder sobre las personas que se aferran al destino o el miedo. Por lo tanto, es importante para ganar un poco de distancia, mediante el reconocimiento de la naturaleza y de nosotros mismos viendo claramente de dónde venimos y hacia dónde queremos ir, lo que es bueno y lo que es malo para nosotros, para que cosa luchar que es digno ante Dios y que hay que evitar. Todo esto nos enseña la filosofía coma arte de vida«.

Por lo tanto, es la materia más importante en la escuela de la vida. Marco Aurelio la compara acertado con el arte de la esgrima, »con el cual el arte de vivir tiene más similitud que con el arte de la danza, porque siempre hay que estar preparado para travesuras inesperadas y estar parado firmemente.«

««    »»

© (Versión Alemán) Karl O. Schmidt, Drei Eichen Verlag, Engelberg / Schweiz
(Traducción al Español por Jörn Malek)