8. Cómo convertirse en un maestro de vida

Index

1. Sabiduría de los estóicos
2. Séneca como maestro para la vida
3. Esclavo o maestro de las cosas
4. Maestro de una vida serena
5. Vivir muy feliz
6. Seneca y Marco Aurelio
7. Aprender a vivir
8. Cómo convertirse en un maestro de vida
9. La filosofía como el arte de vivir
10. Escuela de la vida
11. Más fuerte que el destino
12. Más valor hacia si mismo
13. Las acciones son decisivas
14. Fortaleza del carácter
15. Necesidades de la vida
16. Que el espíritu sea el líder
17. Enfermedad y autocontrol
18. Intrepidez
19. Vencer la cólera
20. Autoeducación
21. Obsesión de posesiones
22. Aguantar pérdidas
23. Riqueza desde el interior
24. Alegría como fuente de energía
25. Utiliza el presente
26. Asegurarse la felicidad
27. Evite la muchedumbre
28. Amistad
29. La nobleza del alma
30. La disposición determina
31. Convicción y dirección de vida
32. Comportamiento y situaciones
33. Autodirección correcta
34. Resistencias despiertan fuerzas
35. Voluntad, fuerza para el cambio
36. Conocimiento de sí mismo
37. Autoconfianza y confianza en la vida
38. Virtud como aptitud de la vida
39. Serenidad
40. Auto-perfección
41. Etapas de la perfección
42. Valoración correcta de la vida
43. Sabiduría de la vida
44. Sabiduría del camino
45. La Regla de Oro 1
46. La Regla de Oro 2
47. Tranquilidad de ánimo
48. Perspectiva correcta
49. Comportamiento correcto
50. Auto-seguridad correcta
51. Metas de la vida
52. Poder del pensamiento
53. Todo está en el interior
54. El espíritu interno
55. La fuerza interna
56. Aislamiento
57. Auto recogimiento
58. Amamantar el alma
59. Esencialización de la vida
60. Brevedad de la vida
61. El tiempo como ayudante de la vida
62. Más conciencia de la eternidad
63. De la muerte y las pérdidas
64. Superar la muerte
65. La infinidad
66. En el camino a la perfección
67. La vida es eterna
68. Todo es uno
69. Dios en nosotros

Los Sabios

Aristóteles
Crisipo de Solos
Demetrio de Falero
Demócrito de Abdera
Marco Aurelio
Menandro
Nikon "la Metanoite"
Publio Ovidio Nasón
Plotino
Plutarco de Queronea
Ernst Daniel Schleiermacher
Lucio Anneo Séneca
Sócrates

Un modo de vida sabio, dice Séneca, »no tiene éxito por casualidad. El dinero puede venir de forma inesperada, un honor puede ser ofrecido para ti, te pueden dar de repente influencia y rango; pero perfección moral, madurez en la vida espiritual y el dominio de su existencia no llegan por si solo. Por esto hay que esforzarse durante toda su vida.«

Y ¿cómo convertirse en un maestro de la vida? La mayoría de personas son víctimas de engaños de creación propia o adquirida. Ven cómo crecen los desastres y los peligros mientras lo único que crece es su ilusión errónea que enturbia el espejo de su alma. Viven perseguidos de preocupaciones y miedos sobre el futuro, en lugar de aprovechar la felicidad del presente y de esta manera asegurarse del futuro feliz.

»El mundo no es perfecto ni imperfecto, sino lo que hacemos con él. Dependiendo de cómo vemos las cosas, nos parecen buenos o malos, nos alegran o nos atormentan. Siempre tienen el valor y el impacto que nosotros les damos. Como tales, no son ni buenas ni malas; sólo nuestros pensamientos los hace felices o siniestros.«

Lo que más desgracias produce es la falsa opinión de que el desastre es inevitable. A la gente no le da vergüenza de hablar de sufrimientos y enfermedades, y de cualquier tipo de desgracia. ¿Si lograríamos a educar a todos de sólo hablar de cosas buenas y alegres -- todos serían más felices! Porque atraemos lo que principalmente pensamos y hablamos. Pensando correctamente logramos a distanciarnos de sufrimientos y desgracias como el mal humor y enfermedades.

Según Séneca, feliz es aquel, que se esfuerza por sabiduría y actúa en consecuencia. >>Sin duda hay muchos niveles, inclusive entre los estudiantes avanzados hay grandes diferencias de sabiduría. En nuestra búsqueda a la perfección nos atrasan otros errores de pensamiento. Pero que recompensa más gloriosa que nos espera cuando los sacudimos. El deseo y el miedo ya no puede tentarnos a ceder; Terrores nos dejarán indiferente; el deseo por placeres sensuales ya no nos va a llevar a un camino erróneo; y la muerte vamos a temer tan poco como los dioses. Vamos a tener la experiencia feliz, a apreciar el valor de ser maestro sobre nosotros mismos. Porque quien es maestro sobre si mismo también es maestro de su vida.

Tu sabes, en que esclavitud se encuentra una persona dominada de placeres sensuales y dolores, ambos son guías débiles, que se alteran en el control. Por esta razón hay que luchar para llegar a la libertad; pero esta se consigue solamente despertando la conciencia de su superioridad de destino. Entonces recibimos aquel bien invalorable: serenidad y elevación del alma, que encontró una posición más elevada, que desaprendió de tener miedo, la que por reconocer la verdad disfruta de una felicidad sin ningún estorbo, amabilidad y alegría de ánimo.«

««    »»

© (Versión Alemán) Karl O. Schmidt, Drei Eichen Verlag, Engelberg / Schweiz
(Traducción al Español por Jörn Malek)