6. Séneca y Marco Aurelio

Index

1. Sabiduría de los estóicos
2. Séneca como maestro para la vida
3. Esclavo o maestro de las cosas
4. Maestro de una vida serena
5. Vivir muy feliz
6. Seneca y Marco Aurelio
7. Aprender a vivir
8. Cómo convertirse en un maestro de vida
9. La filosofía como el arte de vivir
10. Escuela de la vida
11. Más fuerte que el destino
12. Más valor hacia si mismo
13. Las acciones son decisivas
14. Fortaleza del carácter
15. Necesidades de la vida
16. Que el espíritu sea el líder
17. Enfermedad y autocontrol
18. Intrepidez
19. Vencer la cólera
20. Autoeducación
21. Obsesión de posesiones
22. Aguantar pérdidas
23. Riqueza desde el interior
24. Alegría como fuente de energía
25. Utiliza el presente
26. Asegurarse la felicidad
27. Evite la muchedumbre
28. Amistad
29. La nobleza del alma
30. La disposición determina
31. Convicción y dirección de vida
32. Comportamiento y situaciones
33. Autodirección correcta
34. Resistencias despiertan fuerzas
35. Voluntad, fuerza para el cambio
36. Conocimiento de sí mismo
37. Autoconfianza y confianza en la vida
38. Virtud como aptitud de la vida
39. Serenidad
40. Auto-perfección
41. Etapas de la perfección
42. Valoración correcta de la vida
43. Sabiduría de la vida
44. Sabiduría del camino
45. La Regla de Oro 1
46. La Regla de Oro 2
47. Tranquilidad de ánimo
48. Perspectiva correcta
49. Comportamiento correcto
50. Auto-seguridad correcta
51. Metas de la vida
52. Poder del pensamiento
53. Todo está en el interior
54. El espíritu interno
55. La fuerza interna
56. Aislamiento
57. Auto recogimiento
58. Amamantar el alma
59. Esencialización de la vida
60. Brevedad de la vida
61. El tiempo como ayudante de la vida
62. Más conciencia de la eternidad
63. De la muerte y las pérdidas
64. Superar la muerte
65. La infinidad
66. En el camino a la perfección
67. La vida es eterna
68. Todo es uno
69. Dios en nosotros

Los Sabios

Aristóteles
Crisipo de Solos
Demetrio de Falero
Demócrito de Abdera
Marco Aurelio
Menandro
Nikon "la Metanoite"
Publio Ovidio Nasón
Plotino
Plutarco de Queronea
Ernst Daniel Schleiermacher
Lucio Anneo Séneca
Sócrates

Como Séneca también reconoció Marco Aurelio que la capacidad de vivir una vida feliz, es innata a nuestra persona. Solamente tenemos que cuidarnos de lo que hablamos, pensamos y hacemos.

El estoico en el trono imperial, Marco Aurelio Antonio, nació en el año 121 d.C. en Roma despertó la atención de la sociedad romana, parecido a Séneca por su mente brillante mente, así que por orden de Adriano fue adoptado de Antonio Pío, se casó con la hija y tomó parte activa en los asuntos de gobierno. Después de encontrar las enseñanzas de Séneca y de Epíteto se dedicó exclusivamente a la filosofía estoica, a la cual se mantuvo fiel, cuando asumió el gobierno en el año 161, que estaba en sus manos hasta el año 180.

Ningún emperador romano ha hecho por el bienestar del pueblo tanto como Marco Aurelio, que hasta su muerte en el año 180 en Viena, igual como Séneca vivió lo enseñaba.

El foco de su enseñanza, cuya idea central lo escribió en sus »Meditaciones«, es el reconocimiento de la unidad mente-cuerpo-espíritu y la participación del espíritu humano en el ser divino, que obliga a las personas a practicar una forma de vida noble y sabio y luchar por obtener auto-conocimiento y auto-realización.

Su ideal era el de Platón: »Los pueblos sólo serán felices cuando los sabios guían los destinos de las naciones, o cuando los que guían las naciones serán sabios.«

Igual como Séneca, enseñó, »que todo en la vida se basa en la opinión, es todo una cuestión de orientación. Alejandro Magno y su ojeador de mulo tuvieron la misma suerte en su muerte. Los que viven más tiempo y que muere temprano: ambos pierden la misma cantidad. ¿Qué tan muy corto es la parte limitada que te pertenece del tiempo infinito y el pedacito de tierra en que estás arrastrándote....«

Esta comprensión conduce a la tolerancia y la bondad: »Las personas nacen el uno para el otro; por esto enséñeles o lo toléralos y haga lo bueno. Porque el que peca, peca primero a si mismo, y los que hacen mal, dañan a sí mismos.« Pero quién asiste al prójimo, gana mejor fuerza moral para el para sí mismo.

Los pensamientos de Marco Aurelio iluminarán en seguida las palabras de Séneca donde destacan la parte práctica en la vida o lo complementan y profundizan.

««    »»

© (Versión Alemán) Karl O. Schmidt, Drei Eichen Verlag, Engelberg / Schweiz
(Traducción al Español por Jörn Malek)