61. El tiempo como ayudante de la vida

Index

1. Sabiduría de los estóicos
2. Séneca como maestro para la vida
3. Esclavo o maestro de las cosas
4. Maestro de una vida serena
5. Vivir muy feliz
6. Seneca y Marco Aurelio
7. Aprender a vivir
8. Cómo convertirse en un maestro de vida
9. La filosofía como el arte de vivir
10. Escuela de la vida
11. Más fuerte que el destino
12. Más valor hacia si mismo
13. Las acciones son decisivas
14. Fortaleza del carácter
15. Necesidades de la vida
16. Que el espíritu sea el líder
17. Enfermedad y autocontrol
18. Intrepidez
19. Vencer la cólera
20. Autoeducación
21. Obsesión de posesiones
22. Aguantar pérdidas
23. Riqueza desde el interior
24. Alegría como fuente de energía
25. Utiliza el presente
26. Asegurarse la felicidad
27. Evite la muchedumbre
28. Amistad
29. La nobleza del alma
30. La disposición determina
31. Convicción y dirección de vida
32. Comportamiento y situaciones
33. Autodirección correcta
34. Resistencias despiertan fuerzas
35. Voluntad, fuerza para el cambio
36. Conocimiento de sí mismo
37. Autoconfianza y confianza en la vida
38. Virtud como aptitud de la vida
39. Serenidad
40. Auto-perfección
41. Etapas de la perfección
42. Valoración correcta de la vida
43. Sabiduría de la vida
44. Sabiduría del camino
45. La Regla de Oro 1
46. La Regla de Oro 2
47. Tranquilidad de ánimo
48. Perspectiva correcta
49. Comportamiento correcto
50. Auto-seguridad correcta
51. Metas de la vida
52. Poder del pensamiento
53. Todo está en el interior
54. El espíritu interno
55. La fuerza interna
56. Aislamiento
57. Auto recogimiento
58. Amamantar el alma
59. Esencialización de la vida
60. Brevedad de la vida
61. El tiempo como ayudante de la vida
62. Más conciencia de la eternidad
63. De la muerte y las pérdidas
64. Superar la muerte
65. La infinidad
66. En el camino a la perfección
67. La vida es eterna
68. Todo es uno
69. Dios en nosotros

Los Sabios

Aristóteles
Crisipo de Solos
Demetrio de Falero
Demócrito de Abdera
Marco Aurelio
Menandro
Nikon "la Metanoite"
Publio Ovidio Nasón
Plotino
Plutarco de Queronea
Ernst Daniel Schleiermacher
Lucio Anneo Séneca
Sócrates

El sabio considere en todo lo que planea y hace la brevedad de la existencia. Él sabe que la muerte está siempre en su alrededor y que solamente el momento presente pertenece a el. Es por eso que él guarda el día de hoy, como si fuera el último, libre de inquietud, de egoísmo y pasión y se concentra a la armonía consigo mismo y con lo eterno.

El sigue al consejo de Séneca: »¡Utilice el tiempo que tan fácilmente te escapa, robado de otras personas o desperdiciado por uno mismo! La mayor parte del tiempo gasta la gente haciendo lo injusto; una gran parte, no haciendo nada; pero durante toda su existencia, siempre haciendo algo diferente de lo que deberían hacer.

Quién me puedes mostrar que reconozca que el valor del tiempo es un ayudante de la vida y lo utiliza -- realizando que él muere todos los días? Porque en esto nos equivocamos, que esperamos la muerte como algo del futuro: ella en gran parte ya pasó; todo lo pasado de nuestra vida ya la tiene en sus manos.

Por esta razón mantenga unidas tus horas. Vas a depender menos de la mañana si agarras el hoy y lo utilizas correctamente. Toda la propiedad solamente es prestada, el tiempo es lo único que es nuestro. Es la única cosa tan volátil, que nos ha dado la naturaleza -- y sin embargo dejamos que cualquier persona lo roba, aunque ni siquiera los agradecidos pueden devolverlo.

La verdadera sabiduría es revelada por el uso correcto del tiempo. Un día es una sección de la vida; todo el conjunto consta de partes, de las cuales las más grandes envuelven las más pequeñas. El círculo más angosta, tiene el día, aunque también se extiende sólo desde el amanecer hasta la puesta del sol. ¡Por lo tanto organízalo de tal manera como si estaría cerrando la serie y completando la suma de los días de la vida!

El hombre sabio, porque él pertenece a si mismo en cualquier momento y en cualquier lugar, siempre tiene tiempo. El dedica tiempo restringido a las ocupaciones externas. Y también, si él está ocupado con sus amigos, no se quita de sí mismo. Con los grandes de la humanidad cultiva una relación; con ellos, no importa en qué siglo vivían, está conectado espiritualmente, porque hacen todas las horas de su vida productivas y ricas.«

Marco Aurelio añade el Consejo: »¡Cómo deseas que habrás vivido al final de tu vida, así tienes que vivir ahora! Usted puede hacerlo. En cada momento puedes empezar una nueva vida, siempre y cuando te acostumbras a una nueva forma de pensar, sucede que se te amplía su círculo de visión y entonces el tiempo será su mejor ayudante de la vida, porque lleva a la madurez lo que tú planeas, a lo que tú has dado el visto bueno y a lo que haces. Así usted vive en el centro del tiempo en la eternidad«

««    »»

© (Versión Alemán) Karl O. Schmidt, Drei Eichen Verlag, Engelberg / Schweiz
(Traducción al Español por Jörn Malek)