5. Vivir muy feliz

Index

1. Sabiduría de los estóicos
2. Séneca como maestro para la vida
3. Esclavo o maestro de las cosas
4. Maestro de una vida serena
5. Vivir muy feliz
6. Seneca y Marco Aurelio
7. Aprender a vivir
8. Cómo convertirse en un maestro de vida
9. La filosofía como el arte de vivir
10. Escuela de la vida
11. Más fuerte que el destino
12. Más valor hacia si mismo
13. Las acciones son decisivas
14. Fortaleza del carácter
15. Necesidades de la vida
16. Que el espíritu sea el líder
17. Enfermedad y autocontrol
18. Intrepidez
19. Vencer la cólera
20. Autoeducación
21. Obsesión de posesiones
22. Aguantar pérdidas
23. Riqueza desde el interior
24. Alegría como fuente de energía
25. Utiliza el presente
26. Asegurarse la felicidad
27. Evite la muchedumbre
28. Amistad
29. La nobleza del alma
30. La disposición determina
31. Convicción y dirección de vida
32. Comportamiento y situaciones
33. Autodirección correcta
34. Resistencias despiertan fuerzas
35. Voluntad, fuerza para el cambio
36. Conocimiento de sí mismo
37. Autoconfianza y confianza en la vida
38. Virtud como aptitud de la vida
39. Serenidad
40. Auto-perfección
41. Etapas de la perfección
42. Valoración correcta de la vida
43. Sabiduría de la vida
44. Sabiduría del camino
45. La Regla de Oro 1
46. La Regla de Oro 2
47. Tranquilidad de ánimo
48. Perspectiva correcta
49. Comportamiento correcto
50. Auto-seguridad correcta
51. Metas de la vida
52. Poder del pensamiento
53. Todo está en el interior
54. El espíritu interno
55. La fuerza interna
56. Aislamiento
57. Auto recogimiento
58. Amamantar el alma
59. Esencialización de la vida
60. Brevedad de la vida
61. El tiempo como ayudante de la vida
62. Más conciencia de la eternidad
63. De la muerte y las pérdidas
64. Superar la muerte
65. La infinidad
66. En el camino a la perfección
67. La vida es eterna
68. Todo es uno
69. Dios en nosotros

Los Sabios

Aristóteles
Crisipo de Solos
Demetrio de Falero
Demócrito de Abdera
Marco Aurelio
Menandro
Nikon "la Metanoite"
Publio Ovidio Nasón
Plotino
Plutarco de Queronea
Ernst Daniel Schleiermacher
Lucio Anneo Séneca
Sócrates

Séneca llamó feliz no a aquel que a otros parece ser feliz, sino al que por si mismo sabe qué está feliz, piensa y juzga correctamente y que está contento con lo que hay y piensa bien y positivamente de lo que es.

»Vivir muy feliz es el deseo de todos; pero lo básico para una vida así solo reconocen pocos. Tampoco es fácil llegar a este punto; una vez perdido la dirección, es fácil de alejarse cada vez más del camino. Por lo tanto hay tener primero muy claro, qué es lo que uno anhela para luego tomar el camino que conduce más rápidamente al destino. Una vez en el camino correcto, uno ve rápidamente cuanto progresó cada día y cuanto falta todavía para llegar al destino.

Nada nos atrasa más en el camino hacia la felicidad, que orientarnos en la opinión de la gente y en vez de seguir según nuestro convencimiento, hacer lo que hacen lo demás. La mayoría muy raramente es la verdad. Necesitamos preguntarnos a nosotros mismos qué es lo mejor que hacer. Debemos buscar lo que se comprobó de ser bueno, no lo que aparece bueno en la superficie, sino lo sustancial y consistente que se ve más hermoso al lado oculto que al lado visible.

Como todos los estoicos me guía la naturaleza. No alejarse de ella y vivir de acuerdo con su ley y ejemplo, es sabiduría. Así que ser feliz es una vida en armonía con la naturaleza. Lo necesario para esto es una mente sana, fuerte y decidido, y también pura y relajada, que se ajusta a las circunstancias, que cuide las necesidades del cuerpo sin preocupaciones miedosos y sin descuidar las otras cosas que son parte de la vida, pero sin darles demasiada importancia, dispuesto de usar los regalos de la suerte, sin hacerse esclavo de ellos.

Tu ves, que así debe nacer y crecer una paz estable de la mente y la libertad interior. En lugar de placeres meramente sensuales, y todo lo que es pequeño, efímero y por lo tanto doloroso, se pone alegría inquebrantable, paz y armonía del alma, junto con la mansedumbre; porque crudeza siempre viene de la debilidad.

Una vida muy feliz es aquella que se basa en la visión correcta de la vida. Porque entonces el alma es puro y libre de males y plenamente consciente de su fuerza invencible cuando ignora heridas y torturas y decidido de quedarse parado donde una vez se ha afianzado y mantener su posición contra todas las tormentas del destino.«

Así llega a la libertad y la superioridad del destino y adquiere la serenidad y grandeza del alma, que se manifiesta en una inquebrantable amabilidad y alegría de la mente.

««    »»

© (Versión Alemán) Karl O. Schmidt, Drei Eichen Verlag, Engelberg / Schweiz
(Traducción al Español por Jörn Malek)