54. El espíritu interno

Index

1. Sabiduría de los estóicos
2. Séneca como maestro para la vida
3. Esclavo o maestro de las cosas
4. Maestro de una vida serena
5. Vivir muy feliz
6. Seneca y Marco Aurelio
7. Aprender a vivir
8. Cómo convertirse en un maestro de vida
9. La filosofía como el arte de vivir
10. Escuela de la vida
11. Más fuerte que el destino
12. Más valor hacia si mismo
13. Las acciones son decisivas
14. Fortaleza del carácter
15. Necesidades de la vida
16. Que el espíritu sea el líder
17. Enfermedad y autocontrol
18. Intrepidez
19. Vencer la cólera
20. Autoeducación
21. Obsesión de posesiones
22. Aguantar pérdidas
23. Riqueza desde el interior
24. Alegría como fuente de energía
25. Utiliza el presente
26. Asegurarse la felicidad
27. Evite la muchedumbre
28. Amistad
29. La nobleza del alma
30. La disposición determina
31. Convicción y dirección de vida
32. Comportamiento y situaciones
33. Autodirección correcta
34. Resistencias despiertan fuerzas
35. Voluntad, fuerza para el cambio
36. Conocimiento de sí mismo
37. Autoconfianza y confianza en la vida
38. Virtud como aptitud de la vida
39. Serenidad
40. Auto-perfección
41. Etapas de la perfección
42. Valoración correcta de la vida
43. Sabiduría de la vida
44. Sabiduría del camino
45. La Regla de Oro 1
46. La Regla de Oro 2
47. Tranquilidad de ánimo
48. Perspectiva correcta
49. Comportamiento correcto
50. Auto-seguridad correcta
51. Metas de la vida
52. Poder del pensamiento
53. Todo está en el interior
54. El espíritu interno
55. La fuerza interna
56. Aislamiento
57. Auto recogimiento
58. Amamantar el alma
59. Esencialización de la vida
60. Brevedad de la vida
61. El tiempo como ayudante de la vida
62. Más conciencia de la eternidad
63. De la muerte y las pérdidas
64. Superar la muerte
65. La infinidad
66. En el camino a la perfección
67. La vida es eterna
68. Todo es uno
69. Dios en nosotros

Los Sabios

Aristóteles
Crisipo de Solos
Demetrio de Falero
Demócrito de Abdera
Marco Aurelio
Menandro
Nikon "la Metanoite"
Publio Ovidio Nasón
Plotino
Plutarco de Queronea
Ernst Daniel Schleiermacher
Lucio Anneo Séneca
Sócrates

Hasta que no aprendamos a encontrar la felicidad no en las cosas, sino en nosotros mismos, permanecemos expuestos a las preocupaciones y necesidades. Con esta referencia Séneca no requiere que despreciamos las cosas, sino que somos los dueños de nuestras valoraciones. En el mismo sentido, Marco Aurelio sugiere:

»Alimentos en mal estado rechazamos, sin embargo abrimos nuestros corazones a calificaciones que traen aflicción. Dejamos que nos tuenen la mirada hasta que vemos el sufrimiento cerca y grande, y la felicidad pequeña y lejos ... Por esta razón aprendemos de ver las cosas correctas con los ojos del espíritu divino en nosotros!

Si haces esto, no haces nada con indignación, nada sin tener en cuenta el bien común, nada precipitado. Porque entonces el Dios en ti es el guía, quien determine tus pensamientos y acciones. Te das cuenta entonces de que en todo lo que encuentres, no hay hostil, sino algo que sirve para tu progreso.

Como la respiración con el aire, así deben estar en armonía tus pensamientos con el espíritu en ti. Y así, cómo tú confías en lo más noble dentro de ti, de esta manera inclínate hacia el espíritu universal que dirige todo. Date cuenta que el espíritu en ti es relacionado con todos. Él es la cosa en ti que tiene todo lo demás, el cuerpo y la vida a su servicio.

Mejor que todas las oraciones para evitar males o para recibir bendiciones es el deseo de recibir el don de no temer nada, no codiciar nada, no estar de luto por el ir y venir de las cosas. Esto es precisamente lo que Dios ha puesto en tu poder. Por esto utilice la serenidad en libertad que te hace superior, en lugar de someterse a las cosas y sensaciones externas. Entonces usted aprenderá que Dios, en lo que depende de usted, viene a ayudarte. Pone a su oración la dirección correcta -- y verás el éxito.

Será el caso que tu encuentras algo, según tu convicción, que es más alto que la justicia y la verdad, el coraje y serenidad, más alto que un alma que está contento con si mismo y con su destino, entonces dedicase a esto con todas las fuerzas de su ser ...

...Pero si no se presenta nada más alto y noble a tu vista que el espíritu que vive en ti, el genio en ti y el cual es consciente de su superioridad sobre los deseos, necesidades y amenazas y que es el ejecutor de la sabiduría y la guía divina, no te comprometes con otras cosas más pequeñas!

Más bien agarra firmemente este bien tan valioso que has encontrado en ti, y ten confianza que va a ser lo más beneficioso para usted. A medida que tú haces esto, te verás protegido y seguro en cualquier situación.«

Esta es la experiencia común de todos los grandes de la humanidad, todos los sabios, iluminados y perfeccionados.

««    »»

© (Versión Alemán) Karl O. Schmidt, Drei Eichen Verlag, Engelberg / Schweiz
(Traducción al Español por Jörn Malek)