49. Comportamiento correcto

Index

1. Sabiduría de los estóicos
2. Séneca como maestro para la vida
3. Esclavo o maestro de las cosas
4. Maestro de una vida serena
5. Vivir muy feliz
6. Seneca y Marco Aurelio
7. Aprender a vivir
8. Cómo convertirse en un maestro de vida
9. La filosofía como el arte de vivir
10. Escuela de la vida
11. Más fuerte que el destino
12. Más valor hacia si mismo
13. Las acciones son decisivas
14. Fortaleza del carácter
15. Necesidades de la vida
16. Que el espíritu sea el líder
17. Enfermedad y autocontrol
18. Intrepidez
19. Vencer la cólera
20. Autoeducación
21. Obsesión de posesiones
22. Aguantar pérdidas
23. Riqueza desde el interior
24. Alegría como fuente de energía
25. Utiliza el presente
26. Asegurarse la felicidad
27. Evite la muchedumbre
28. Amistad
29. La nobleza del alma
30. La disposición determina
31. Convicción y dirección de vida
32. Comportamiento y situaciones
33. Autodirección correcta
34. Resistencias despiertan fuerzas
35. Voluntad, fuerza para el cambio
36. Conocimiento de sí mismo
37. Autoconfianza y confianza en la vida
38. Virtud como aptitud de la vida
39. Serenidad
40. Auto-perfección
41. Etapas de la perfección
42. Valoración correcta de la vida
43. Sabiduría de la vida
44. Sabiduría del camino
45. La Regla de Oro 1
46. La Regla de Oro 2
47. Tranquilidad de ánimo
48. Perspectiva correcta
49. Comportamiento correcto
50. Auto-seguridad correcta
51. Metas de la vida
52. Poder del pensamiento
53. Todo está en el interior
54. El espíritu interno
55. La fuerza interna
56. Aislamiento
57. Auto recogimiento
58. Amamantar el alma
59. Esencialización de la vida
60. Brevedad de la vida
61. El tiempo como ayudante de la vida
62. Más conciencia de la eternidad
63. De la muerte y las pérdidas
64. Superar la muerte
65. La infinidad
66. En el camino a la perfección
67. La vida es eterna
68. Todo es uno
69. Dios en nosotros

Los Sabios

Aristóteles
Crisipo de Solos
Demetrio de Falero
Demócrito de Abdera
Marco Aurelio
Menandro
Nikon "la Metanoite"
Publio Ovidio Nasón
Plotino
Plutarco de Queronea
Ernst Daniel Schleiermacher
Lucio Anneo Séneca
Sócrates

Para incrementar más la paz de la mente es muy útil que durante las tareas cotidianas se fija uno en su manera de pensar y demuestra con su calma y superioridad, como recomienda Séneca »de no comprometerse ni con asuntos propios ni ajenos o públicas, que sobrepasan las propias fuerzas, porqué al contrario no va pasar un día sin adversidades.

Lo mismo aplica con los asuntos domésticos: cada vez que te propones algo, mide tus fuerzas y también lo que tienes en mente para hacer, para que no te descontentes si no pudiste terminar, lo que tenías planeada.

Del mismo modo, se requiere la conducta correcta en el trato con los demás, por ejemplo si alguien te insultó. Si usted sintió el insulto como algo cierto, supervise la actitud de los que te han ofendido: ¿si es una persona joven?, piense que es su juventud; todavía no sabe si lo que está haciendo es bueno o malo. -- ¿Si era una mujer? Se confundió por amor. -- ¿Es alguien que se siente ofendido por usted? En este caso no está sufriendo, porque sufre lo que hiciste primero. -- ¿Es un accidente? Pasará más fácilmente si te resignas. -- ¿Es un hombre justo que infligió una injusticia a usted? No lo creas! -- ¿Es una persona mala? No se enoje; como él lo hice a ti, será castigado por otros; ya está castigado por sí mismo por hacer un mal. Como tu enfrentas todo que te pasa con serenidad, vas a darte cuenta que por sí mismo las cosas se arreglan mejor que tu pensabas.

También contra los dolores presta atención a una conducta correcta. El dolor físico es más fácil de soportar cuando la imaginación no lo aumenta, si uno se recuerda y dice: >No tiene mucha importancia, lo puedo aguantar< o >¡Va a pasar!< Si uno piensa que es liviano lo hace liviano. Todos los sentimientos y circunstancias dependen de los pensamientos que uno les da, y de la actitud que uno toma hacia ellos. Cada uno es tan infeliz o feliz como él cree que es.

En lugar de ocuparte con sentimientos negativos ponga a trabajar la mejor parte de tu ser. Si usted toma una actitud de auto-control da la prueba que se puede superar la dolencia o lo menos aguantarla. Practicando esto se hace hábito, y finalmente eres capaz de conservar tu serenidad y alegría con cualquier tipo de dolor.«

Marco Aurelio confirmó esta experiencia: »Si un dolor es realmente insoportable, de toma la vida; si el sigue y se puede soportar; por hundirse en sí mismo mantiene el espíritu su compostura y superioridad. Él no sufre ningún dolor ni daño.«

««    »»

© (Versión Alemán) Karl O. Schmidt, Drei Eichen Verlag, Engelberg / Schweiz
(Traducción al Español por Jörn Malek)