48. Perspectiva correcta

Index

1. Sabiduría de los estóicos
2. Séneca como maestro para la vida
3. Esclavo o maestro de las cosas
4. Maestro de una vida serena
5. Vivir muy feliz
6. Seneca y Marco Aurelio
7. Aprender a vivir
8. Cómo convertirse en un maestro de vida
9. La filosofía como el arte de vivir
10. Escuela de la vida
11. Más fuerte que el destino
12. Más valor hacia si mismo
13. Las acciones son decisivas
14. Fortaleza del carácter
15. Necesidades de la vida
16. Que el espíritu sea el líder
17. Enfermedad y autocontrol
18. Intrepidez
19. Vencer la cólera
20. Autoeducación
21. Obsesión de posesiones
22. Aguantar pérdidas
23. Riqueza desde el interior
24. Alegría como fuente de energía
25. Utiliza el presente
26. Asegurarse la felicidad
27. Evite la muchedumbre
28. Amistad
29. La nobleza del alma
30. La disposición determina
31. Convicción y dirección de vida
32. Comportamiento y situaciones
33. Autodirección correcta
34. Resistencias despiertan fuerzas
35. Voluntad, fuerza para el cambio
36. Conocimiento de sí mismo
37. Autoconfianza y confianza en la vida
38. Virtud como aptitud de la vida
39. Serenidad
40. Auto-perfección
41. Etapas de la perfección
42. Valoración correcta de la vida
43. Sabiduría de la vida
44. Sabiduría del camino
45. La Regla de Oro 1
46. La Regla de Oro 2
47. Tranquilidad de ánimo
48. Perspectiva correcta
49. Comportamiento correcto
50. Auto-seguridad correcta
51. Metas de la vida
52. Poder del pensamiento
53. Todo está en el interior
54. El espíritu interno
55. La fuerza interna
56. Aislamiento
57. Auto recogimiento
58. Amamantar el alma
59. Esencialización de la vida
60. Brevedad de la vida
61. El tiempo como ayudante de la vida
62. Más conciencia de la eternidad
63. De la muerte y las pérdidas
64. Superar la muerte
65. La infinidad
66. En el camino a la perfección
67. La vida es eterna
68. Todo es uno
69. Dios en nosotros

Los Sabios

Aristóteles
Crisipo de Solos
Demetrio de Falero
Demócrito de Abdera
Marco Aurelio
Menandro
Nikon "la Metanoite"
Publio Ovidio Nasón
Plotino
Plutarco de Queronea
Ernst Daniel Schleiermacher
Lucio Anneo Séneca
Sócrates

Con el fin de asegurar la paz del alma, se requiere la perspectiva correcta. Es importante para mantenernos libres de puntos de vista y opiniones equivocadas en relación con nosotros mismos, los demás, a las cosas y las circunstancias. Igual de necesario es, según Séneca escuchar lo correcto:

»Nuestro oído nunca deberíamos prestar a aquellas personas que hacen falsas acusaciones contra terceros. Del mismo modo no debemos mal interpretar las risas o las palabras de los demás y por esto enojarnos o excitarnos. Presunciones nos engañan en su mayoría. Aquí la imparcialidad es importante, también la evaluación benevolente de las circunstancias.

Si una persona te cuenta, que hay alguien hablado mal de ti, piensa si es posible que fuiste que lo ha hecho anteriormente; recordarte sobre cuántas personas tu hablas así. Algunos no nos hacen mal, solamente nos responden; otros no saben lo que están haciendo; todavía otros no tenían la intención de hacernos daño. Cada uno debe preguntarse, cuantas veces tenía yo una falsa sospecha, cuantas personas sólo después de odiar a alguien comenzaron a amarlas, de esta manera no va a guardar rencor tan rápido, sobre todo si se dice a si mismo: Así yo también lo he hecho en algunas ocasiones ...«

Marco Aurelio complementado las palabras de Séneca: »Darte cuenta de que una persona que se vuelve contra ti, lo hace por ignorancia y también por ser relaciona: no por sangre, sino por el espíritu y el destino divino! Es por eso que la lucha y la enemistad entre las personas es contra la naturaleza, son insultos al Espíritu Divino, que nos une a todos.

Por dos razones debes estar de acuerdo y contento con lo que te pasa: en primer lugar, porque te lo prescribieron como una medicina curadera y segundo por ser relacionado con la larga cadena de causas del pasado, porque tu existencia y tu destino forman una unidad de harmonía, y es para el guía divino de los acontecimientos mundiales parte de su obra próspera. El mundo entero estaría perturbado en su armonía si quería cambiar partes del contexto de forma violenta; y tu haces esto, si estás descontento, molesto, y defensiva.

En todo lo que sucede a usted, primero gire su mirada hacia su propio interior. Porque finalmente es allí donde se encuentra la causa de lo que te hace sufrir tanto. Ve y haga el bien y no espere ninguna recompensa por esto; porqué es por esto que usted está aquí, para hacer el bien.

Quien de esta manera conscientemente y con buenas ganas sirve a todos y a todo, manteniendo la serenidad sin importar lo que pasa, por sí solo va a recibir lo suyo.«

««    »»

© (Versión Alemán) Karl O. Schmidt, Drei Eichen Verlag, Engelberg / Schweiz
(Traducción al Español por Jörn Malek)