28. Amistad

Index

1. Sabiduría de los estóicos
2. Séneca como maestro para la vida
3. Esclavo o maestro de las cosas
4. Maestro de una vida serena
5. Vivir muy feliz
6. Seneca y Marco Aurelio
7. Aprender a vivir
8. Cómo convertirse en un maestro de vida
9. La filosofía como el arte de vivir
10. Escuela de la vida
11. Más fuerte que el destino
12. Más valor hacia si mismo
13. Las acciones son decisivas
14. Fortaleza del carácter
15. Necesidades de la vida
16. Que el espíritu sea el líder
17. Enfermedad y autocontrol
18. Intrepidez
19. Vencer la cólera
20. Autoeducación
21. Obsesión de posesiones
22. Aguantar pérdidas
23. Riqueza desde el interior
24. Alegría como fuente de energía
25. Utiliza el presente
26. Asegurarse la felicidad
27. Evite la muchedumbre
28. Amistad
29. La nobleza del alma
30. La disposición determina
31. Convicción y dirección de vida
32. Comportamiento y situaciones
33. Autodirección correcta
34. Resistencias despiertan fuerzas
35. Voluntad, fuerza para el cambio
36. Conocimiento de sí mismo
37. Autoconfianza y confianza en la vida
38. Virtud como aptitud de la vida
39. Serenidad
40. Auto-perfección
41. Etapas de la perfección
42. Valoración correcta de la vida
43. Sabiduría de la vida
44. Sabiduría del camino
45. La Regla de Oro 1
46. La Regla de Oro 2
47. Tranquilidad de ánimo
48. Perspectiva correcta
49. Comportamiento correcto
50. Auto-seguridad correcta
51. Metas de la vida
52. Poder del pensamiento
53. Todo está en el interior
54. El espíritu interno
55. La fuerza interna
56. Aislamiento
57. Auto recogimiento
58. Amamantar el alma
59. Esencialización de la vida
60. Brevedad de la vida
61. El tiempo como ayudante de la vida
62. Más conciencia de la eternidad
63. De la muerte y las pérdidas
64. Superar la muerte
65. La infinidad
66. En el camino a la perfección
67. La vida es eterna
68. Todo es uno
69. Dios en nosotros

Los Sabios

Aristóteles
Crisipo de Solos
Demetrio de Falero
Demócrito de Abdera
Marco Aurelio
Menandro
Nikon "la Metanoite"
Publio Ovidio Nasón
Plotino
Plutarco de Queronea
Ernst Daniel Schleiermacher
Lucio Anneo Séneca
Sócrates

Hay muchas personas que si tienen amigos, pero no conocen la verdadera amistad, dice Séneca, y lo explica de la siguiente manera:

»La verdadera amistad no se rompe ni por la esperanza y el miedo ni la preocupación por el propio provecho, sólo es posible si ambas le guía una búsqueda intelectual compartida del bien. Incluso si uno al que cree que sea a su amigo, no tiene la misma confianza como a sí mismo, no conoce la naturaleza de la verdadera amistad. Después de hacerse amigos hay que tener confianza, antes de hacerse amigos debes examinar. El hombre de la masa examina hasta después de haber amaba en vez de amar, después de que él ha examinado.

Piense por mucho tiempo, si alguien debe ser tu amigo. Pero si usted una vez lo ha decidido, hágalo con todo tu corazón y hablar con él tan abierto como con ti mismo. Y vivir en la manera que no te confías en ti mismo nada, que no puedes confiar también a tu amigo.

Crees que tu amigo es fiel, lo harás fiel. Para algunos ya han enseñado a engañar, por temor a ser traicionado, y dar a la otra por una sospecha derecho a pecar contra él. ¿Por qué debería contener cualquier palabra en la presencia de un amigo? ¿Por qué no puedo sentirme solo cuando él está presente?

Ver el sabio: a pesar de que se basta a sí mismo; sin embargo, le gusta tener un amigo, un vecino, compañero de casa. Si se enferma, un enemigo lo priva de una mano o pierde un ojo en un accidente, va estar contento con lo que queda. No le hace falta, aunque preferiría que estuviera allí. De este respeto el sabio es autosuficiente; no es que él no quiere estar sin un amigo, pero él puede. Esto quiero decir de esta forma: si lo pierde, lo soporta con serenidad. De toda manera él nunca será sin un amigo; él lo tiene en su poder, qué tan rápido quiere reemplazar una perdida.

Usted pregunta cómo iba a encontrar tan rápido a un amigo? Te voy a contar con Hecato: >Te voy a mostrar una poción de amor que no es líquido, ni hierba y deletrear: ¡Quieres ser amado, ama!<

Aquel que solamente piensa en si mismo y por egotismo busca una amistad, piensa muy equivocadamente. Así como empezó, así va a terminar. Uno se consigue un amigo, para tener a alguien quien acompañarás al exilio, por cuyo bienestar uno puede sacrificarse. Todo lo demás no es amistad, sino especulación que busca una ventaja y calcula las ganancias.

La verdadera amistad sólo existe cuando hay unidad. En ella se revela en la nobleza del alma.«

««    »»

© (Versión Alemán) Karl O. Schmidt, Drei Eichen Verlag, Engelberg / Schweiz
(Traducción al Español por Jörn Malek)