27. Evite la muchedumbre

Index

1. Sabiduría de los estóicos
2. Séneca como maestro para la vida
3. Esclavo o maestro de las cosas
4. Maestro de una vida serena
5. Vivir muy feliz
6. Seneca y Marco Aurelio
7. Aprender a vivir
8. Cómo convertirse en un maestro de vida
9. La filosofía como el arte de vivir
10. Escuela de la vida
11. Más fuerte que el destino
12. Más valor hacia si mismo
13. Las acciones son decisivas
14. Fortaleza del carácter
15. Necesidades de la vida
16. Que el espíritu sea el líder
17. Enfermedad y autocontrol
18. Intrepidez
19. Vencer la cólera
20. Autoeducación
21. Obsesión de posesiones
22. Aguantar pérdidas
23. Riqueza desde el interior
24. Alegría como fuente de energía
25. Utiliza el presente
26. Asegurarse la felicidad
27. Evite la muchedumbre
28. Amistad
29. La nobleza del alma
30. La disposición determina
31. Convicción y dirección de vida
32. Comportamiento y situaciones
33. Autodirección correcta
34. Resistencias despiertan fuerzas
35. Voluntad, fuerza para el cambio
36. Conocimiento de sí mismo
37. Autoconfianza y confianza en la vida
38. Virtud como aptitud de la vida
39. Serenidad
40. Auto-perfección
41. Etapas de la perfección
42. Valoración correcta de la vida
43. Sabiduría de la vida
44. Sabiduría del camino
45. La Regla de Oro 1
46. La Regla de Oro 2
47. Tranquilidad de ánimo
48. Perspectiva correcta
49. Comportamiento correcto
50. Auto-seguridad correcta
51. Metas de la vida
52. Poder del pensamiento
53. Todo está en el interior
54. El espíritu interno
55. La fuerza interna
56. Aislamiento
57. Auto recogimiento
58. Amamantar el alma
59. Esencialización de la vida
60. Brevedad de la vida
61. El tiempo como ayudante de la vida
62. Más conciencia de la eternidad
63. De la muerte y las pérdidas
64. Superar la muerte
65. La infinidad
66. En el camino a la perfección
67. La vida es eterna
68. Todo es uno
69. Dios en nosotros

Los Sabios

Aristóteles
Crisipo de Solos
Demetrio de Falero
Demócrito de Abdera
Marco Aurelio
Menandro
Nikon "la Metanoite"
Publio Ovidio Nasón
Plotino
Plutarco de Queronea
Ernst Daniel Schleiermacher
Lucio Anneo Séneca
Sócrates

»El hombre de la masa no tiene virtud, sólo el individuo lo tiene«, como lo dice un sabio. Por lo tanto, depende del individuo. Y si esto quiere llegar a una vida feliz, tiene que seguir el consejo de Séneca y evitar la multitud:

»Manténgase alejado de las multitudes de personas y busca el apoyo en ti mismo! Porque aún no puedes dejarte a la atracción de la masa con seguridad. Rara vez traigas de vuelta a la casa la misma actitud moral y fuerza con la que saliste; siempre se va a desordenar algo que ya habías ordenado; algo de lo que pensaste haberlo ahuyentado, vuelve otra vez ...

Cualquier relación con la multitud tiene desventajas. No hay nadie que no te recomienda algún error o te engancha uno, sin darte cuenta. Cuanto mayor es la multitud, en la que nos mezclamos, mayor es el riesgo. Un solo ejemplo de la gula o la codicia crea mucho daño; un compañero de vida enervado y nos enerva gradualmente; un vecino rico excita nuestros deseos. Es por eso retírate en ti mismo lo más que puedes, y relacionarte sólo con aquellos que son adecuados para hacerte mejor.

Demócrito dice: >>Uno es para la gente del pueblo y la gente del pueblo para uno.<< Admirable también es la frase que escribió Epicuro a un camarada de sus actividades científicas: >Esto no lo escribo para muchos, sino para ti, porque somos el uno al otro público suficiente.< Esto debes anclar en tu alma, para despreciar el placer del aplauso de la multitud. Muchos te alabaren; pero cuál es la razón para tu satisfacción, si usted es uno que entiende la multitud! Hacia adentro deben mirar tus méritos.

Es bueno no frecuentar innecesariamente con personas disímil, disidentes, que persiguen otras metas. Si no te distraen, pueden estorbar. Pero ya hacen demasiado daño los que nos estorban, sobre todo en la brevedad de la vida. Así que date prisa y piensa cuánto tendrías que apresurar tus pasos si vendrá un enemigo por la retaguardia. Esto está sucediendo realmente: una es detrás de ti. Es por eso que tienes que ponerte a salvo y busca mejor una amistad que mil conocidos.

Muy pocos pertenecen a sí mismo. Pero yo deseo que tu te posees a ti mismo, para que tu espíritu impulsado de pensamientos erráticos, tomo un pie seguro para estar bien parado, y así toma placer de si mismo y del conocimiento de los verdaderos bienes - que uno tiene en el momento que uno lo reconoce --- ya no se necesita el crecimiento en años. Esta persona es libre sobre todas las necesidades quien reconoció el significado de su existencia.«

««    »»

© (Versión Alemán) Karl O. Schmidt, Drei Eichen Verlag, Engelberg / Schweiz
(Traducción al Español por Jörn Malek)